Dermatofitosis (infección por hongos ó tiña)

El dia 23/03/2011 parecen terneros de guachera (estaca) con pequeñas costras en la piel (pústulas). Los afectados son aproximadamente 20 terneros sobre un total de 70. El grado de las lesiones es variable, ya que algunos animales presentaban solo una zona afectada (ej: cruz) y otros la totalidad del cuerpo (cabeza, tronco, extremidades y cola).
Al momento de la visita los terneros tenían entre 12 y 15 días de vida. Al revisarlos por palpación era notorio, en algunos animales, las pequeñas costras distribuidas en todo el cuerpo, sin presentar caída del pelo evidente (alopecía). Mediante la tracción de los ovillos de pelo se desprendía el tejido más externo de la piel (epidermis), quedando en evidencia la capa profunda de la piel agrietada y en otros animales úlceras circunscriptas.

Comentarios:
Se trató el total de los terneros afectados (20) con 1 ml de Doramectina® para prevenir posibles miasis y 1ml de Selcozinc® para promover la regeneración de la piel (zinc, vitamina A, etc).
Se tomaron muestras de sangre, piel y pelos de los 6 individuos más afectados para remitir al laboratorio. Se solicitó bioperfil hepático, mineral y aislamiento e identificación de patógenos de la piel (hongos, ácaros, bacterias, etc). 

Los niveles de minerales y enzimas hepáticas se encontraron dentro de los parámetros normales. De las muestras de piel y pelo se aisló Dermatofitos (hongos).
En la 2º visita al establecimiento realizada el 6/04/11, se procedió a tratar los terneros contra el hongo en cuestión. Se administró 4 ml de yoduro de sodio al 60% vía endovenosa, baños de aspersión con yodo povidona al 5% (Pervinox®) durante al menos 7 días y 6 ml de oxitetraciclina L.A intramuscular (Tetradur L.A 300®), para combatir las infecciones bacterianas secundarias. Se realizó la toma de muestra de las lesiones cutáneas con hisopos estériles en los terneros más afectados. La intención es poder aislar los posibles agentes bacterianos que suelen causar este tipo de lesiones ante determinadas circunstancias (oportunistas) y poder efectuar el tratamiento antibacteriano correspondiente. El resultado de laboratorio fue positivo a diferentes grupos bacterianos oportunistas.
En la 3º visita al establecimiento el 15/4/11, realizada para ver la evolución del tratamiento, se comprobó la efectividad de este. En casi la totalidad de los terneros afectados se había regenerado la piel y crecía el pelo de manera normal.
Se recomendó mantenerlos en observación por algunos días y fumigar este sector con yodo o hipoclorito de sodio al 5% (lavandina) luego de que se cambie de lugar la guachera.


Dermatofitosis (Infección por hongos o Tiña)

Las dermatofitosis son micosis cutáneas infecto-contagiosas de curso crónico, originadas por hongos del genero Microsporum y Trichophyton. Estos hongos son queratinofílicos por lo que están limitados al estrato corneo de piel y anexos (uñas, pelos, cascos y plumas). Los dermatofitos infectan varias especies animales inclusive al hombre (zoonosis), produciendo enzimas proteolíticas que son responsables de las lesiones de piel, características de la enfermedad.
Los dermatofitos del bovino necesitan del contacto directo (animal/animal; hombre/animal) o indirecto (fómites) para la transmisión de la enfermedad. Cuando las barreras de defensa superficiales, como la flora microbiana o el PH de la piel se encuentran alterados, como consecuencia de factores estresantes intrínsecos (edad o alguna enfermedad de base) o extrínsecos (clima, carencias nutricionales o manejo), se desarrolla la colonización de hongo. La invasión se da a través del folículo piloso, penetrando por la base del pelo hasta tornarlo frágil, resultando en la ruptura de este. El desarrollo del hongo en piel y pelo resulta en la producción de sustancias tóxicas o alergénica que provocan una reacción inflamatoria acompañada de la proliferación del estrato córneo pudiendo ocurrir caída de pelo (inflamación del folículo), descamación, eritema y supuración cuando hay asociación de bacterias.
La exudación de las capas epiteliales afectadas, producen costras secas propias de la enfermedad, cuya formación es favorecida por ambientes húmedos, calientes y PH ligeramente alcalino, siendo esta última característica una constante en animales jóvenes, especialmente en bovinos. Eventualmente puede haber manifestación alérgica con formación de pápulas, vesículas e intenso prurito.
Con la madurez sexual y la producción de hormonas se tiende a disminuir al PH de la piel, tornándose más ácida y de esta forma ayuda a evitar la colonización del hongo.

EPIDEMIOLOGIA

La dermatofitosis es una enfermedad de distribución  mundial, siendo común en regiones de clima tropical y templado. Afecta bovinos y equinos con una mayor incidencia en los meses de otoño invierno, siendo los animales jóvenes más susceptibles que los adultos. Las infecciones son perpetuadas por animales portadores y la transmisión puede ocurrir de forma directa o indirecta. La introducción de estos animales asociada a factores estresantes como alta carga animal, destete, transporte, deficiencias nutricionales, cambio de alimentación, etc, favorecen la aparición de la enfermedad.

SIGNOS CLINICOS

Las lesiones se caracterizan por áreas de alopecia (depilación) con bordes irregulares, descamación y formación de costras grisáceas. En bovinos las lesiones se encuentran en cabeza y cuello pudiendo diseminarse por el tronco, miembro y cola. En animales gravemente afectados se observa adelgazamiento y formación de costras diseminadas por todo el cuerpo que al ser removidas dejan áreas húmedas y hemorrágicas. En bovinos y equinos no suele observarse prurito.

PATOLOGIA   

Las alteraciones histológicas se caracterizan por dermatitis hiperplásica supurativa y foliculítis supurativa con presencia de hiperqueratosis. En los tejidos son visualizadas hifas septadas, ramificadas con pequeños esporos esféricos (artroconidios) en el interior del pelo o por fuera de este.

DIAGNOSTICO

El diagnostico se basa principalmente por los signos clínicos y la detección del hongo en el laboratorio, realizado a partir de muestras de costras y pelos de los bordes de las lesiones.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

En el diagnostico diferencial, las enfermedades más comunes a considerar son ectoparásitos (sarna y piojos), carencia de zinc severa y Dermatofilosis (Dermatophilus congolensis). 

TRATAMIENTO Y CONTROL

Las principales medidas de control son el aislamiento de los animales enfermos y la desinfección de materiales e instalaciones (formol, yodo, lavandina, etc) para evitar la transmisión de la enfermedad a los animales sanos.
La eficacia de un tratamiento antifúngico recién puede observarse a las 3 o 4 semanas de comenzado. Se pueden utilizar tratamientos combinados de yodo povidona al 5% por aspersión, mojando bien la totalidad del animal y yoduro de sodio al 60% vía endovenosa. La duración del tratamiento dependerá de la evolución y la gravedad de las lesiones.