Alerta por intoxicación con Nitratos y Cianhidrico

Actualmente en nuestra región está  ocurriendo un prolongado período de déficit hídrico, que ha comprometido la productividad de los distintos recursos forrajeros, induciendo cambios en la dinámica suelo-planta de algunos componentes vitales para su desarrollo. Los mismos pueden ser responsables de algunos casos de intoxicación con Sorgo y eventualmente con Maíz en bovinos causando severas pérdidas y mortandad en cría, invernada y tambos. El estrés hídrico que afecta a la planta favorece la acumulación de altos niveles de sustancias toxicas: Por un lado, hay elevadas concentraciones de ácido cianhídrico en el forraje verde de sorgo incluso con alturas de planta superiores a los 40-50 cm y con 7-8 hojas desarrolladas el cual al ser consumido por los animales se combina con el hierro e impide la liberación del oxigeno. Estos altos niveles de cianhídrico se encuentran tanto en sorgos de tipo forrajero como silero, y en plantas pastoreadas y rebrotadas como en plantas aún no utilizadas.
La escasez de precipitaciones también es un factor determinante para que haya niveles de nitratos en la planta superiores a los normales, los cuales son altamente tóxicos para los vacunos al impedir que el oxígeno sea trasportado en sangre a los tejidos, y cuya signología es similar a la ocasionada por el ácido cianhídrico. Cabe destacar que en el caso de los nitratos, es esperable que se encuentren elevadas sus concentraciones también en otros cultivos que pueden ser pastoreados ante éstas circunstancias (maíz, avena, raigrás, trigo y muchas malezas etc.). En ambos casos, y debido a la imposibilidad del animal de utilizar el oxigeno, la ingesta de altas concentraciones de estos compuestos ocasiona dificultad respiratoria, quejidos, convulsiones y decúbito. También se observa temblores musculares, incoordinación, respiración rápida, lagrimeo, salivación y caídas. Los ollares y boca permanecen abiertos con salida de espuma y protusión de lengua. Luego sobreviene la muerte por falla respiratoria de origen central. Muchas veces es tan agudo que mueren sin dar síntomas a minutos de ingerir el vegetal.

Factores predisponentes de intoxicación con Cianhídrico: crecimiento, rebrote, pisoteo, cuanto más nitrógeno tiene el suelo mayor % de HCN tienen los sorgos. En épocas de penuria (seca): la glucosa de las plantas es usada como reserva y queda libre el HCN.

Factores predisponentes de intoxicación con Nitratos: las plantas muy tiernas, rebrotes generalmente luego de una seca y lluvia posterior, aunque a veces el maíz puede tener altas concentraciones en su madurez. Se acumula principalmente en tallos y hojas. Incide también los días nublados, suelo pobre en fósforo, deficiencia de oligoelementos, aplicación de ciertos herbicidas (2 4 D), durante la mañana la concentración esta aumentada, dieta pobre en hidratos de carbono de fácil degradabilidad, etc. Los nitratos también suelen permanecer en los rollos y material henificado.

Tratamiento:

 

Cianhídrico
Antitóxico verde: Nitrito de sodio al 3%, tiosulfato de sodio al 20%, hiposulfito de sodio y niketamida (su uso es como estimulante respiratorio).

 

 

Nitratos
Antitóxico azul: azul de metileno, antihistamínico y cardiotónico, y se da 2 frascos por animal adulto.

 

 

Algunas recomendaciones:
Ante la necesidad de consumir los sorgos, uno de los pocos recursos verdes con que cuentan los establecimientos, se sugiere:
1. No ingresar a pastorear animales “hambreados”, la intoxicación se produce más por la velocidad de consumo, que por la cantidad de nitrato o cianhídrico en la planta.
2. Los maíces podrían contener altas concentraciones de nitratos, no así de cianhídrico.
3. Las muestras de forraje para determinar contenido de ácido cianhídrico, no deben tardar más de 3-4 horas desde que fue cortado el forraje hasta llegar al laboratorio. Pasado este período, el cianhídrico se volatiliza y no es detectado en los análisis.
4. Consumo durante la tarde: pastorear durante la tarde, ya que a esa hora disminuye la concentración de nitrato en la planta que se acumularon durante la noche.
5. Las especies que puedan acumular nitratos, dejarían de ser tóxicas, una vez que hayan transcurrido 7 a 10 días después de una precipitación, ya que el aporte hídrico permite la utilización de los nitratos por parte de la planta.
6. Permitir la selección del consumo: el consumo con una carga no muy elevada permitirá que los animales elijan las hojas (menor concentración de nitrato) que tallos (mayor concentración de nitrato); aunque vaya en detrimento de la eficiencia del pastoreo.
7. Utilización de suplementación energética: es muy aconsejable suplementar previamente a los animales con una fuente energética (ej.: grano de maíz) para favorecer la acción detoxificante de la flora ruminal y así poder utilizar el exceso de nitrato presente en la ración y evitar su absorción a través de la pared ruminal.
8. Según los resultados obtenidos por el momento, no habría diferencia en la acumulación de nitratos y ácido cianhídrico entre las diferentes variedades de sorgo (silero, forrajero).
9. Ante el comienzo de pastoreo de un nuevo potrero con estas especies, se sugiere el ingreso de algunos animales (controles) para evaluar su comportamiento luego de unas horas de pastoreo, ya que la presentación de toxicidad de éste tipo suele manifestarse rápidamente.
10. Evitar el ingreso inmediato después de lluvias: en ese momento suelen registrar los mayores niveles de nitrato en las plantas.